domingo, 25 de abril de 2010

Y con un Loco me crucé

"Barcelona ciudad", como su autor comenta, es un libro con una historia donde Barcelona es su decorado, su telón de fondo, pero también es una Barcelona que ya no existe.
Es, en definitiva, el documento que José María Sanz, Loquillo, ha escrito para dejar testimonio de todo lo que él vivió en primera persona a finales de los setenta y la década de los ochenta. Desde su crítico punto de vista, revisamos aquellos momentos políticos, sociales y musicales que tuvieron lugar en la ciudad. Si viviste aquella época, el libro te gustará. Y mucho.
Como recordaréis, "Barcelona ciudad" también es el título de una de sus canciones más populares y famosas (..."Barcelona ciudad no existe un solo lugar donde poderte colgar en Barcelona ciudad."....), compuesta a la par con Sabino Méndez.
Pues eso, que este Sant Jordi con un Loco me crucé... y su "Barcelona ciudad" me regalaron.

11 comentarios:

Danielillu dijo...

que pequeñin se te ve a su lado

Claris dijo...

Uyyyy, Chaumet, ¿quién es ese con gafas que está a tu lado? ¿Uno de esos locos que piden autógrafos el día del libro? Dile que en los blogs no se pueden poner autógrafos!!!!

Josep M. dijo...

jo que percha que és el tio,

Luis dijo...

A ver, seguro que está muy interesante y que retrata una época y una forma de hacer las cosas que a muchos nos gustaría recuperar. Y es una gran adición a la caja retrospectiva que ha salido de su obra (Jaume, ¿le dijiste a Loquillo que eres un bajador compulsivo y que no te compras un disco así te maten, antes de la foto? :0)))))))) pero decir que Loquillo HA ESCRITO un libro... En fin, me temo que la habrá escrito tanto como ha escrito sus canciones.

Lo cual no le quita mérito, oiga, pero igual que hay que darle al César lo que es del César, tampoco hace falta añadirle nada a ese César de turno.

Jaume Solé dijo...

Amigo Luis,

Siempre tan critico y a la vez tan simpático. Escribir significa enlazar una palabra con la otra respetando los códigos ortográficos y lingüísticos. Y eso es lo que es este libro. No creo que aspire a nada más. Pero escrito está.
El libro, dejando de lado su valor literario, emociona por lo que comenta y explica: aquellos lugares de los que habla, las situaciones, las personas (me ha encantado saber de una vez por todas quién era Flowers), los primeros conciertos, Studio 54,... A mi, por lo menos, el libro me trasladó a otros tiempos, buenos tiempos para todos, incluido para usted.
Sorprende el comentario de las descargas (como si la música no fuera ya conmigo), viniendo de alguien que vendió por cuatro duros su extensa colección de vinilos de los 80, renegando de ellos :0)))))) Yo mi colección de más de 500 vinilos la sigo conservando y no la vendería por nada del mundo.
En definitiva, los libros a veces sirven para emocionar. Y este, aunque le pese, lo consigue.

Anónimo dijo...

Ufff, parece una disputa de puretas¡¡¡¡ yo me quedo con el Loquillo baloncestista, que almenos tiene estatura.
Ala, tomaros un Gin tónic mientras haceis barra fija...

Luis dijo...

Home, lo de las bajadas no lo decía tan por Vd. sino por la posición de Don José María Sanz al respecto, bastante combativa por otro lado y que seguramente le hubiera cambiado esa cara tan simpática que pone en la foto... :0)

Lo de mi colección de vinilos... A ver, aparte de haber reconocido tiempo ha que fue un error y un pecado, vale la pena recordar para este público que nos sigue y nos quiere(pfff...) que vendí PARTE de ella, no toda. Y que luego me he pasado años rehaciéndola de memoria disco a disco hasta el punto de pagar 35 euros (la madre que me parió) por el mini-lp de Última Emoción (escisión de Glamour) "El ataque de los tomates electricos". Así que creo que me he redimido suficientemente, sobre todo porque en el proceso he añadido otros 300 o 400 lps más. POr cierto, que yo recuerde al menos sólo me quedan por re-encontrar dos, uno de Orchestre Rouge y uno de A Popular History Of Signs, para lo cual sigo acudiendo religiosamente a las Firas del Disc y similares, dónde a Vd. es difícil verle... :0)))

Estimado anónimo: el Loquillo baloncestista ha demostrado ser tan pureta como nosotros, rodeándose de viejas glorias en su -por otra parte entrañable- vídeo de "Memorias de jóvenes airados". De su último disco "Balmoral" que yo, amigo Jaime, tengo en versión normal en el coche y en versión de luxe en casa, no descargada. Que ya sabe mi opinión de que la música popular es mucho más que lo que se oye y hay que tenerle un respeto reverencial (cuando lo merece, no hablo de Beyoncee); no puede tratarse como un producto de consumo de usar y tirar de esos que tanto les gusta a los de su ramo, gremio, sector o como se llame ahora al conjunto de una profesión.

En fin, nosotros, que fuimos los segundos... :0))))

Aunque yo sigo siendo un "joven" airado, coño ya.

Luis dijo...

Por cierto, para contribuir a los conocimientos barcelo-arquelógicos, sepan Vdes. que en esa librería que se ve al fondo trabaja de dependiente -y está hasta los mismísimos de aguantar a señoras con estola de zorro que le dicen "Mozo, venga y cárgueme los libros"- otro icono de Barcelona. De la Barcelona mod y sixties en concreto. El mismísimo Mágico Victor de la canción de Los Negativos "Mágico Victor".

http://www.youtube.com/watch?v=46Uo1D96Rdo

Mírenle qué jovencito estaba en 1986:

http://www.fotolog.com/rockviu/33214767

Luis, graduado en underground.

minu dijo...

Més alt que un pi.

Per cert, mira aquest arbre (no es un pi; més aviat un plataner-bcn-tuning).

http://4.bp.blogspot.com/_sZxpUkSuXcQ/S88E2ycDfkI/AAAAAAAABfc/CaC-NUIKfsw/s1600/Screen+shot+2010-04-21+at+2.47.54+PM.png

LA MADRI dijo...

Hola, feia temps que no visitava el teu blog... quin nivelonggggg! felicitats i petons!

Jaume Solé dijo...

Amigo Luis,

Ese 45 en el marcador le está haciendo mucho daño!!!
La nostalgia es mu mala compañía, hombre.
Y sobre las ferias del disco, es verdad, ya no aparezco en ellas. Si hubiera ferias de la descarga, todavía...