lunes, 6 de junio de 2016

Burguesía power








Paseando por estos jardines, de recién apertura al pueblo llano, te das cuentas del inmenso poder económico que tenían a principios del siglo XX la burguesía catalana y en concreto, los industriales del textil.
En la calle Muntaner 282, entre Avenir y Marià Cubí, Ferran Fabra i Puig, segundo marqués de Alella, propietario de Fabra i Coats y alcalde de Barcelona en 1922, disponía allí un terrenito y debió pensar en su momento que por qué no hacerse una casita de varias plantas y ya que le sobraba espacio, también otra casita para su hermana y un enorme jardín
Bromas aparte, vale la pena un recorrido por este lugar que te transporta a principios del XX y a lo más granado de la alta sociedad catalana de aquella época.