lunes, 23 de diciembre de 2013

Reciclaje profesional



Verdaderamente la crisis agudiza el ingenio. Dado que el jamón, regalo por excelencia en Navidad, ha bajado en ventas, su compañero de fatigas ha decidido en este bar del carrer Valldonzella que, para estar encerrado en un armario, es preferible dar un vuelco a su profesión mientras espera la llegada de vientos más favorables.
Y qué mejor que ver la vida pasar como "lámpara-jamonero". Yo que pensaba que el disseny català era otra cosa...