miércoles, 4 de diciembre de 2013

Cosmopolita







Entre minimalista, nórdico y neoyorquino podría moverse la definición de este nuevo Public Cafè. Por lo que llamarlo "cosmopolita" es más que adecuado. Un espacio interior muy agradable y acogedor para desayunar, tomar el aperitivo, comer, merendar, disfrutar de una copa,,... y, también a tener muy en cuenta, su terraza, con un diseño que pocos locales pueden presentar y presumir.
Public Cafè tiene en sus pocos meses de vida detalles en su tarjeta de presentación que vale la pena enumerar: bocadillos con el pan procedente de la fleca Turris, un café excelente, un marmitako de atún para chuparse los dedos, la música ambient del local en su punto justo de audición y unos postres caseros que son el punto final ideal de una comida.
Ubicado en el carrer Casanova 158, entre Rosselló y Provença, detrás del Hospital Clínic y del provisional Mercat del Ninot, este Public Cafè merece un visita. Un buen rato que seguro repetirás más adelante.