domingo, 27 de junio de 2010

Un hombre, una escalera, una caja de cartón y un semáforo


Podríais estar horas pensando qué hace ese hombre subido a una escalera con una caja de cartón en las manos junto a un semáforo y creo sinceramente que no daríais con el acertijo. No dudo de vuestras cualidades detectivescas pero es que sorprendente el tema es.
El hombre en cuestión estaba invitando a salir del semáforo a un enjambre de abejas "okupas". Las primas hermanas de la abeja Maya habían decidido quedarse a vivir allí, quien sabe si atraidas por el rojo y verde luminoso de los iconos peatonales. Aunque para mi gusto, el pisito en cuestión, un poco ruidoso enclavado en París con avinguda de Sarrià.
Seguramente, tanto oír hablar del movimiento okupa de Barcelona, que les picaba la curiosidad por este modo de vida. Aunque hubiera sido más recomendable para ellas establecerse en Gràcia. Más permisivos con los okupas que en otras latitudes.

2 comentarios:

Mayte Reyes dijo...

Pues no, la verdad es que yo no lo habría adivinado ... una vez más, nos sorprendes Jaume, felicidades por esa observación tan detallada ... la verdad es que no se te escapa una!
Me alegro mucho que lo compartas. Es un placer, poder enterarse de tus hallazgos.
Saluditos.

Miquel dijo...

Cuando el panal está repleto de habitantes, nace una nueva reina. Esta se ha de trasladar con unas cuantas (pueden ser mil), a buscar un aposento nuevo. Si por aquellas la reina muere en el traslado, los acompañantes se quedarán siempre ha donde ha muerto la reina, de tal manera que para que cambien de sitio (caja de cartón) han de colocar en su interior el cuerpo de la susodicha. Hecha esta operación las demás se pueden trasladar al campo dentro la caja y allí las restantes decidiran su futuro...