domingo, 28 de marzo de 2010

La madre de todos los nombres

Hace unas semanas una sentencia judicial condenaba a un restaurante-chill out-fashion de la ciudad a pagar una multa estratosférica por uso indebido de su nombre/marca (el Bhuda para más señas).
Como se entere el señor Bacardi...
*Incluso la tipografía del local se parece a la original de la marca.

2 comentarios:

Miquel dijo...

lleva dos Ces.... Por ahí no lo pueden pescar...

Anónimo dijo...

Jaume, no olvides el cartel que vimos paseando por el Born. Es muy representativo, a ver si cuelgas la foto.
Un saludo creativo!
Jorge Molina