lunes, 22 de febrero de 2010

Adivina lo que tengo en el puchero

Si hoy en día los niños practicasen el juego que esta ilustración representa, saldrían en los telediarios como noticia vinculada a la violencia social.
Seguro que los más viejos del lugar recordarán el clásico "churro, mediamanga, mangotero, adivina lo que tengo en el puchero". Se jugaba en plazas y calles. Corrías como un poseso, saltabas como si de un gimnasta olímpico se tratara y caías encima de los riñones y de la espalda del equipo contrario con toda tu fuerza y como si fueras un saco de patatas. Los golpes eran tremendos pero nadie se quejaba (ni niños ni padres). Mención especial también para aquel que aguantaba el envite con su barriga, apoyado en la pared y sujetando con sus dos manos la cabeza del primero de la fila.
Sin duda, si actualmente los niños lo practicasen, lo harían con cascos, rodilleras, coderas,... resumiendo, un verdadero asco.
Esta preciosa ilustración que rememora juegos de épocas infantiles pasadas sirve para decorar la persiana de una churrería, La Xurre. Es punto de encuentro para los barcelonistas en día de partido (está ubicada en una esquina del Nou Camp) y hace un símil entre el juego infantil y el producto que allí se vende. Por lo de "churro,...", claro.

11 comentarios:

Claris dijo...

¡Qué chulo!!! Pues esta imagen es novísima. Hace tres meses no estaba. Y sí, qué tiempos aquellos. Las monjas no decían nada si jugabas en el patio (hasta que se rompía algún codo y/o muñeca)y debajo del uniforme (falda o pichi) imperaba el llevar el pantalón corto debajo, no fuese que la que saltaba arrastrase la falda de la última de la cola dejando a la vista lo que no debía.

Nil dijo...

Al pati de l'escola del meu fill juguen a futbol amb pilotetes anti-stress. Fa unes setmanes han prohibit el futbol perquè es pot fer mal als nens més petits i racomanen els nens a jugar a jocs "de nenes" com saltar a corda i cantar. Què s'han tornat bojos aquests romans? Gràcies pel teu blog, Jaume!

surfzone dijo...

Nil: i si s'ofeguen amb les cordes de saltar? Això suposa un greu problema per a la salut! D'aquí poc, haurem d'agafar la canalla i enfarcellar-los amb totes les proteccions hagudes i per haver :-P

Per cert, jo jugava a la versió catalana (crec que en dèiem "El cavall fort", però no n'estic molt segur) i sempre hi havia pares que s'esgarrifaven perquè deien que ens podíem desnucar :-O

Jaume Solé dijo...

Com veieu, i comenta en Nil, ens estem tornant tots mig tarats amb tantes precaucions cap als més petits.

Mirashka dijo...

oooooooohhhhhh quins records!!!! nosaltres fins i tot teniem estrategies com saltar tots a sobre del darrer per enfonsar-lo... erem uns cafres! I si algú es trencava el braç li tocava aguantar el cap del primer! alla jugàvem tots!

Em sembla molt fort lo de les pilotes anti-stress per jugar a futbol... Doncs al pati les meves filles juguen mes a lo bestia, i aixo que nomes tenen 2 anys... es que som de poble!

topogiggio dijo...

Jaume, a arrel d'això et recomano anar a veure Un déu salvatge al teatre Goya.
Guapíssima la il·lustració.

Anónimo dijo...

Bueno, bueno, jo no tinc la teva edat però jugaba a l'hora del pati. La putada era si li tocaba saltar al gordo de turno, que ara seria "el pobre chico obeso al que hacen Bulling" i et queia a sobre.

Molt xulo¡¡¡¡ Ptonets

Anita

Miquel dijo...

molt bó

MIKEL dijo...

Que recuerdos!
En mi pueblo, por el norte.... se llamaba "chorro, morro pico, tallo que" TOMA!!!!

C.E.T.I.N.A. dijo...

En mi barrio jugábamos a guerra de piedras. Y sí, nos hacíamos sangre. Pero tus amigos te llevaban a casa, tu madre te curaba y encima nos daba una onza de chocolate a cada uno.

Hoy en día, habría denuncias cruzadas entre padres, denuncia al ayuntamiento por tener piedras al alcance de los niños, etc, etc...

Éramos brutos, pero nos lo pasábamos...

Anónimo dijo...

Jo també vaig fer aquesta foto i m´ha sorprés arribar fins el teu blog, tot per pura curiositat-casualitat!
Bona nit