domingo, 6 de septiembre de 2009

A la fresca





Vuelves de tus vacaciones de verano y hay cosas en Barcelona que no han cambiado. A principios del mes de julio, encontré este par de zapatillas colgadas plácidamente de un semáforo en la Gran Vía (imagino que tomando la fresca ya que el calor era insoportable). Y a la vuelta, allí continúan resistiéndose a regresar a la rutina diaria que marca el calendario.
También comentar que son unas zapatillas famosas ya que han servido de inspiración para el cartel que un centro comercial utilizó para comunicar su particular ciclo de "Cinema a la fresca" hace un par de meses.
Y uno se pregunta cuál es la historia de esas zapatillas para que hayan llegado hasta allí arriba. La idea de un suicidio me parece descabellada por muchos días que lleven instaladas en las alturas. Aunque morir cayendo al vacío siendo rematado por un automóvil es una posibilidad. Aunque por placentera, prefiero pensar en la primera opción comentada: disfrutar de buenas vistas de la ciudad, fresquito y tumbado a la bartola. Que eso es la esencia del verano. ¿O no?

* Por cierto, ahora mismo el blog está en 3ª posición en la clasificación de blogs de "Ciudad" de 20 minutos.
Y finalmente, los más viejos del lugar os habréis dado cuenta de que la cabecera del blog ha cambiado sustancialmente. El nuevo diseño es obra de la estupendísima directora de arte Laura Oliver.

10 comentarios:

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!

A quien se le puede ocurrir, tirar esas zapatillas allí??, y como habaran hecho para embocarlas justo en el caño de la luz, jijijiji

Te felicito por el concurso, que bueno que hayas regresado y lo encuentres en tercer lugar, que bueno!!!!!!!!!!!!

Un abrazo de oso.

Qué!Foto dijo...

Hola vengo de votar en los premios 20blogs con mis blog "la otra zona" y "la zona mileurista" y pues eso... me pasaba para dejar constancia de ello.
Saludos.

Anónimo dijo...

Yo tengo entendido que los soldados colgaban sus botas en los báculos de las farolas en cuanto terminaban el servicio militar. A lo mejor el dueño de estas zapatillas a terminado una etapa desagradable. Al dueño, "buena suerte" y al autor de este Blog, "me encanta". sigue descubriéndonos nuevos detalles de Barcelona.

Deprisa dijo...

Pues no debe ser nada fácil colgar unas zapatillas ahí arriba. Eso sí quedan bastante curiosas.

Anna Jorba Ricart dijo...

Lo de colgar zapatos es una moda que surgió en EE UU hace años y se ha extendido por muchas ciudades...
Hay razones variopintas "Se dice que para señarlar puntos donde se vende droga, marcar zonas de bandas o estudiantes que han aprobado, según el punto en el mundo tienen un significado u otro, incluso a veces simplemente se hace como "gracia".
Hay zapatos colgados en la película de Tim Burton, Big Fish.
Un saludo

Mariano Lozano dijo...

Sí, yo estoy de acuerdo con Anna Jorba, en algunos barrios marginales de Seattle se sigue usando este sistema para delimitar las zonas de las pandas que venden droga.

Las zapatillas de la farola no son las mismas que las de la campaña. Las de la foto suya son de caña corta, sin embargo las de la campaña son de caña larga. Osea, de otra banda!!! :-D

Yo me quedo con la opción de que alguien las ha dejado ahí colgadas para que se aireen porque con la llegada del verano y los calores no había quien aguantara en casa con las zapatillas dentro...

Saludos expatriados! Me ha gustado mucho tu blog.
lablogoteca.20minutos.es/mi-cienaga-1821

dijo...

Te gustaría, creo, el libro Nocilla Dream de Fernandez Mayo, donde surgen detalles (como zapatos colgados de un árbol) que hacen que te preguntes por las historias que hay detrás.
Buen blog.

Anónimo dijo...

Hola Chaume, menudo regreso de vacances... vamos fuertes con el blog... Felicitats !

Por cierto, lo de las zapatillas se repite en varios puntos de bcn... según mis hijos (guille & nacho) significa que hay ocupas en la zona....

Ya sabes quién soy?

barcelona 93 dijo...

Of course que sé quién eres: Alicia en el país de Pals.

Coro dijo...

Hola, acabo de dejarte mi voto.

¡Felicidades! me encanta tu blog, me lleva de paseo por Barcelona, una de las ciudades más bellas del mundo. El ambiente, la luz, la gente, los colores, las calles, el sonido,los barrios, las ramblas... ¡ay! no le sigo, porque no terminaría.

Una abrazada.