domingo, 22 de mayo de 2011

La Barcelona canalla y sublime que nos dejó.

Érase una vez una ciudad llamada Barcelona donde la transgresión, la cultura, la música y la reivindicación estaban presentes en todos los rincones. No es un cuento ni una historia de novela. Una vez existió esa ciudad.
En el Espai Setba de la Plaça Reial, con la exposición "Barcelona canalla i sublim" y las 55 fotografías de José Antonio Sancho nos podemos trasladar a los años 80 y 90 y dar un paseo por la ciudad condal más fresca de las últimas décadas. A través de los retratos de este fotógrafo puedes hacerte una idea de lo que aquellos años supusieron para una Barcelona post-dictadura. No fue fácil cortar con aquel pasado oscuro pero personajes ilustres y personas anónimas como los protagonistas de esta exposición lo hicieron posible.
Ahora que muy cerca de esta colección de fotografías, hay mucha gente haciéndonos saber de su indignación, la cual compartimos evidentemente, recordar que las cosas nunca fueron fáciles para nadie, tal vez sea un buen punto de partida. Seguro que si le preguntamos a algún abuelo cómo le fue la vida en este país después del 39, igual se ríe de todo lo que pasa en la actualidad. Uno de los motores para avanzar siempre ha sido la ilusión. Que no nos falte nunca, como no faltó en los 80 y los 90.

2 comentarios:

Miquel dijo...

Estoy contigo con lo de la ilusión ¡¡¡ salut

Anónimo dijo...

sin ilusión no funciona nada