domingo, 27 de marzo de 2011

¡Clientes a la vista!



La gente se las inventa todas para crear reclamos que generen notoriedad a sus negocios. Será la crisis que agudiza el ingenio. Como por ejemplo, estos vigías que otean el horizonte en busca de clientes.
Ahí están. Sin pestañear ni respirar (en el más estricto significado de la palabra). Y sobre todo, son mano de obra barata: éstos no reclaman mejoras salariales, ni días de vacaciones, ni un mísero paraguas para cuando llueva.
Que son un chollo, vamos. Ahora que como haya un conductor despistado en la concurrida calle Aragó que se despiste más de la cuenta por culpa de los vigilantes y se lleve a alguien por delante, vas a ver tú la que se lía. Que hoy en día se demanda por cualquier tontería de nada.
Aplicaremos entonces aquello de "lo barato siempre sale caro". Y pienso si algunas empresas hoy en día deberían reflexionar sobre esta moraleja.

2 comentarios:

Marcela dijo...

Me encantaría irme a vivir a Barcelo... barato, caro lo que sea..
no veo la hora de poder alquilar mi departamento en buenos aires e irme para España!!
Ojala se me de pronto...

Jaume Solé dijo...

más bien será caro!