martes, 23 de noviembre de 2010

Al mal tiempo, la vida es bella.


Crisis. Paro. Hipotecas. Irlanda. ¿España? Devaluación. Expediente de Regulación de Empleo. Desaucios. Los missiles norcoreanos. Maltratos. Abusos. Bancos. Corrupción. Inundaciones. Atentados. Terremotos. Haití. El Sahara. Afganistán. Pederastas. Fanáticos religiosos. Presos políticos. Comisiones. Caso Gürtel. Cas Palau.
Pero siempre nos queda tiempo para continuar pensando que la vida es bella. Y este bar del carrer València, antes de llegar a Avda. Meridiana, también nos lo recuerda. Curioso y original nombre comercial para un bar, pero con un mensaje positivo que siempre es de agradecer.

3 comentarios:

Mayte Reyes dijo...

Pues si, es como si en medio de todo este caos, haya un hilo de esperanza, algo que nos viene a recordar que si, que a pesar de todos los obstáculos que nos encontremos, la vida es bella y merece la pena estar en ella.
Una frase que desprende buen rollo y energía positiva, algo muy bueno y necesario!

Miquel dijo...

No está mal....

Jaume Solé dijo...

Amb un portaavions nuclear americà navegant per aigües coreanes, molta gràcia no fa, la veritat...