domingo, 28 de junio de 2009

La felicidad va por barrios


Los balcones de Barcelona se han llenado de banderas del Barça en las últimas semanas. Buenas razones había, hasta tres, para que así fuera después del mayo glorioso que hemos vivido.
En la Diagonal, cerca del Passeig Sant Joan, un seguidor del Español también ha decidido sacar al balcón su sentimiento futbolero. Interpreto que tenía tres buenos argumentos para hacerlo. El primero, la permanencia conseguida casi in extremis; el segundo, el nuevo estadio (muy bonito, por cierto); y el tercero, pues llevar la contraria, sin más, al vecino de al lado y al resto de conciudadanos azulgranas. Es la única bandera blanquiazul que he visto durante estas semanas y, al lado del escudo del Barça, me parece una estampa curiosa y divertida.
Por cierto, ahora que el Español tiene su nuevo estadio ubicado en El Prat-Cornellà, me pregunto si podremos seguir considerando este club como un equipo de la ciudad de Barcelona. Y si sus dirigentes cambiarán el nombre de su tradicional torneo de verano, el "Ciudad de Barcelona" por el de "Ciudad de El Prat-Cornellà".
En cualquier caso, vayan donde vayan, estén donde estén, la rivalidad continuará.

3 comentarios:

Cinta dijo...

Vaya, que periquito no eres eh ;)

Jaume Solé dijo...

Ni mucho ni poco. O sea, nada.

Anónimo dijo...

Pa mí que ese había puesto un mantel o una toalla de playa a secar...