martes, 7 de abril de 2009

Contra la negra crisis, color


Vivir en una casa de una o dos plantas en Barcelona es un auténtico lujo. Hacerlo con discreción ya depende del consumidor. Esta casa, ubicada en el barrio de Sant Andreu, no sabemos si es un particular homenaje a la Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo de la República Argentina y Monumento Histórico Nacional. O bien, si pretende ser el origen para crear un barrio colorista al estilo de La Boca en Buenos Aires.
En cualquier caso, una nota de color en estos tiempos se agradece. Sea cual sea el pantone elegido.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi esto de dar color a la vida también me parece estupendo y este pantone en concreto me mola... debe ser cosa de féminas! alice

Jaume dijo...

Yo, es que ya estoy harto de la crisis, del pozo negro, de que todo vaya mal,... Por eso, color, alegría, vida y buen rollo.

minu dijo...

Decías?

cesc dijo...

No os lo vais a creer pero vivo a menos de 100 metros de esta casa. De hecho cada día paso por delante para ir a trabajar y me alegra un poco la vista. Siempre pienso "que personas tan felices y alegres deben vivir en esta casa"