jueves, 15 de enero de 2009

469 páginas


Muchos escritores utilizan Barcelona como escenario de sus relatos. Y algunos la usan como protagonista. Éste es el caso de Enrique Moriel y su "La ciudad sin tiempo" (Ediciones Destino, Colección Booket), donde a lo largo de 469 páginas, la ciudad se erige como actriz principal con nominación al Óscar si lo hubiere, por los contínuos dramas y sufrimientos que sufre en sus carnes.
Vázquez Moltalbán y su famoso detective, Falcones y su Catedral del Mar, Ruiz Zafón, Casavella en sus inicios, Mendoza,... son ejemplos de cómo utilizar Barcelona como si de un plató de cine se tratara. Pero Moriel nos relata, a través de dos historias paralelas, la historia de la ciudad y todas sus vicisitudes históricas.
Un libro interesante que a Barcelona 93 también ha cautivado por dos detalles. El primero de ellos es que en las primeras páginas del libro se hace referencia a la "carassa" (una entrada del blog, el 3 de noviembre del pasado año, hizo referencia a este tipo de esculturas). Y otra, cuando en la página 360 se dice lo siguiente: "La mentira no sólo está considerada como una auténtica necesidad social, sino todo un símbolo de convivencia. Por otra parte, sin la mentira (y la publicidad es una mentira) no harías negocios". Como titulé en la ahora penúltima entrada: sin palabras.

3 comentarios:

minu dijo...

Gaudeixes més de BCN que els turistes nen. L'Ajuntament s'hauria de plantejar donar-te una subvenció per les perles que li regales.

Jaume dijo...

Gracies, Minu. No és mala idea. Pa sacarme un sueldesillo.

LuisG dijo...

Ah, mira, pues este no lo he leído.

Tomo nota, que ahora hay tal aluvión de novelas ambientadas en la ciudad que hay que seleccionar un poco...

A este paso, con esta pasión por Barcelona, en el futuro veo una secuela de Woody Allen, pero no voy a hacer un chiste fácil al respecto que se me ha ocurrido, que no sé yo si la sra. del autor lee el blog o no y no es cuestión de ser barroer...